Magazine Teklassic

Proyecto de decoración integral en Somió

viernes, 13 de abril de 2012

Esta semana queremos hablaros de un proyecto que ha sido muy especial.

La decoración prácticamente integral de una casa de arquitectura neoclásica en Somió, de la mano del reconocido decorador: Rafael Sitges.

De principio a fin ha sido un proyecto lleno de alicientes: la elegante arquitectura de la casa, el precioso emplazamiento geográfico, la simpatía de su propietaria y la siempre gratificante colaboración con un gran profesional como Sitges… todo un orgullo que sean nuestros muebles y nuestros complementos los que ayuden a crear un ambiente tan especial.

Este post sólo está dedicado a sus exteriores: porche, terrazas, piscina, comedor de verano… de los interiores escribiremos en otro, ¡para no alargarnos hoy!

Proyecto Somio

Proyecto Somio

Arquitectura de estilo neoclásico, diferentes alturas, la majestusidad de proyecto, la multitud de perspectivas, juegos visuales y puntos de fuga… las posibilidades eran infinitas.

Apostamos por jugar con los contrastes: mobiliario y decoración contemporáneos fusionados con la arquitectura clásica de la casa. Una apuesta valiente pero que si está bien trabajada produce un resultado espectacular. Y esa fue nuestra propuesta.

Proyecto Somio

Algo que nos cautivó desde el principio de esta casa fue la terraza del dormitorio principal de la planta superior. Un espacio privado para leer, deleitarse con las vistas… en definitiva, un lugar para relajarse. ¿y qué mejor que una butaca Adirondack para ello? De madera de caoba lacada blanca, ideales y muy cómodas.

En la zona del porche, al estar situado a una altura superior que la piscina y el jardín, debíamos delimitar el espacio para evitar la posible sensación de caída. La idea era evitar las barandillas. Así que nos decidimos por unos pots o jardineras italianas de terracota esmaltada de gran tamaño.

Motivos para elegirlas no nos faltaban: la mano artesana conocedora de la tradición, la gran calidad de la arcilla, el tiempo de horneado de la misma, los pigmentos utilizados para los esmaltes… unas jardineras de una calidad extraordinaria, inalterables a los cambios de temperatura e idóneas para mantener la humedad de la tierra que contenga.

Proyecto Somio

En la zona de la piscina, a la que se accede por unas escaleras desde el porche, nos decidimos por las tumbonas de la colección Equinox, realizadas en sling, de acero inoxidable y teca. En las tumbonas de la derecha incluimos la toldeta opcional y en las situadas a la izquierda preferimos que la sombra la proporcionara una sombrilla de la colección Romana en color crudo. De este modo la sombra, tan agradecida en algunos momentos, quedaba garantizada sin sobrecargar el espacio con demasiados elementos.

A la misma altura que el porche, situado a su izquierda nos encontramos con el comedor de verano, en el que instalamos mobiliario de la colección Kore. Una mesa de HPL y acero inoxidable y sillas de sling con teca siguiendo la línea de las tumbonas de la piscina.

Volvamos al porche. Uno de los efectos que queríamos conseguir era integrar el porche con el salón, que al abrir las puertas de salida al mismo, visualmente se produjera una unidad de espacio. Para ello, utilizamos una gama de colores similar a la del salón: arenas, tierras, chocolate… así el porche se comportaba como una extensión lineal del salón, sin rupturas, armónica y relajante.

Proyecto Somio

La gran protagonista del porche fue la colección Cloud.

Una colección modular, súper contemporánea que reforzaba la idea de contrastes, más aún si tenemos en cuenta que la zona lounge esta limitada por columnas de corte clásico.

Una colección que nos permitía infinitas combinaciones además de tener un diseño y unos acabados de muy alta calidad. Nos decidimos por una composición doble, en espejo, compuesta por tres módulos a modo de sofá anclados y un pouf situado a modo de chaise longue pero que puede moverse de forma independiente. Otro de nuestros objetivos con este proyecto era lograr máxima funcionalidad y versatilidad para que los espacios fueran ante todo cómodos y adaptables a las situaciones.

De hecho, las mesas de centro, también de la colección Cloud en color topo, son elevables y regulables en altura, para poder tomar un aperitivo cómodamente sin tener que reclinarse o mantener una animada conversación entre un grupo de varias personas sin que ningún elemento que haya sobre la mesa entorpezca nuestro campo de visión. Más funcional, imposible.

Además, y para remarcar nuestro interés por la versatilidad y funcionalidad, en esta zona instalamos unas lámparas trípode, regulables en altura según las necesidades y momentos. De teca y con pantalla de lino en color chocolate, con un estilo muy diferente pero así buscado, para que integrara bien con el cromatismo del salón y propiciara el juego de contrastes clásico-contemporáneo que comentábamos.

Proyecto colección Cloud de Teklassic

Especial mención merecen también los tibores o garden seats del porche. Cerámicos y con pintura metalizada son unas piezas que siempre dan cierto toque de eclecticismo y además, de ser muy decorativos, sirven como mesita auxiliar o como asiento inusual.

Tampoco podemos olvidarnos de la iluminación ambiental, en la que pusimos especial acento. Queríamos que tuviera un papel muy especial. Nos decantamos por unos apliques artesanales realizados en diferentes metales (bronce, latón y zinc) pertenecientes a una colección de faroles de exterior compuesta de muy diferentes piezas y acabados. Aplique de pared, farol colgante sobre brazo a pared, farol de techo o farol para balaustrada en terminaciones como vert de gris, envejecido, cepillado, oxidado, encerado, cañón de fusil, barnizado, pulido…

Además la pátina de estos faroles era un plus, ya que según pasara el tiempo, ganarían cada vez más encanto.

Proyecto Somio

Concluimos este post con esta fotografía en la que, al final de la piscina, puede apreciarse una de las piezas que más cariño nos han evocado siempre. La escultura Fleur, una niña que levanta un sombrero a baja altura y que aún siendo de plomo, transmite una ligereza inusual.

Su color grisáceo hacía un perfecto maridaje de color con el exterior en cualquier época del año. Pensamos que un jardín que se precie ha de tener un punto focal, es decir, un punto sobre el que conducir y reposar la vista, un resumen del paisaje. Es así como adquieren sentido los ornamentos del jardín y Fleur en especial.

Para nosotras, uno de los detalles más significativos de este proyecto y una gran forma de finalizar este post.

Proyecto Somio

Publicado por Teklassic en: Sin categoría

Etiquetas: , ,

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

Aceptar